El 75% de los especialistas inmobiliarios creen que la inversión en la área este año será mantenido, según el IV Observatorio de Inversión Inmobiliaria planeado por CBRE y el IE Business School bajo el título ‘2016, la transición del foco en la beta al foco en el alfa’. Según sus conclusiones, las principales ciudades españolas continúan estando en la agenda de los inversores internacionales, gracias a los valores más bajos en comparación con otros naciones más consolidados y al esperado alza de las rentas.

Para Neil Blake, director de Research de CBRE Emea, los inversores europeos se volvieron “más cautelosos”, pero todavía tienen dinero para gastar, y Madrid continúa estando en las estrategias de la mayoría de ellos, pese a la dudosa situación política”. Según Patricio Palomar, director de Alternative Investment de CBRE España, “aunque ya experimentamos una interesante alza de valor tanto en el mercado de oficinas como en el retail, continuamos siendo una nación barata en comparación con nuestros vecinos de la eurozona, y adicionalmente contamos con dos de las cinco ciudades europeas donde se espera una mayor alza de las rentas”. En concreto, la alza esperada para las dos principales ciudades españolas se ubica entre el 20% y el 25% para los próximos tres años.

La alza esperada para las dos principales ciudades españolas se ubica entre el 20% y el 25% para los próximos tres años.

Una de las conclusiones del evento ha sido que la recuperación del segmento de oficinas seguirá prolongandose en ciudades secundarias como Valencia, Málaga, Sevilla o Bilbao, aunque a distintas rapideces. Aunque en 2015 la inversión en los mercados de oficinas de Madrid y Barcelona ha superado los niveles invertidos en 2014, adicionalmente la alza porcentual de Madrid ha sido muy superior al de la ciudad condal, tendencia que seguirá durante este ejercicio.

En concreto, la alza esperada para las dos principales ciudades españolas se ubica entre el 20% y el 25% para los próximos tres años. La alza porcentual de Madrid ha sido muy superior al de la ciudad condal, tendencia que seguirá durante este ejercicio, aunque en 2015 la inversión en los mercados de oficinas de Madrid y Barcelona ha superado los niveles invertidos en 2014.

Málaga es una ciudad y un municipio de España, capital de la provincia homónima y colocada en la comunidad autónoma de Andalucía.

Por otro lado, después de años de sequía constructora, los especialistas prevén que en los próximos meses se observará un resurgir de proyectos de nueva planta. Como paso previo, en Madrid un incremento sostenido de los inmuebles de oficinas es producido sometidos a reforma integral, que en 2016 podrían alcanzar los 200.000 metros cuadrados de oficinas. La área hotelera, por su parte, seguirá atrayendo a inversores locales e internacionales, como resultado tanto de las cifras récord del turismo en nuestra nación como de la inestabilidad geopolítica en los mercados generalmente competencia del mercado español.

Otro de las áreas que va a contar con gran protagonismo va a ser el de centros comerciales, ya que en el tiempo 2015-2020 se espera que 60 nuevos centros sean desarrollados en españa que agregarán casi dos millones de metros cuadrados de área bruta alquilable , una cifra que contrasta con los cinco centros comerciales que se inauguraron en 2015 .

Otra de las principales conclusiones del Observatorio es el cambio en el origen de los flujos de capital. Este año capital local volverá a ser visión tomando posturas en el mercado, aunque España seguirá recibiendo capital procedente de Norteamérica y las naciones de la eurozona. Tras unos meses de alta volatilidad en las bolsas europeas acarreadas por la inestabilidad en los mercados asiáticos, una buena parte del capital local volverá a asilarse en la área inmobiliaria.