A tal efecto se van a destinar más de 7 millones de euros.

Del total de los 18,3 millones de euros, 11,3 millones son para las ayudas al alquiler y el resto para la rehabilitación edificatoria. A su vez, también las ayudas son convocadas para el cumplimiento del informe de evaluación de inmuebles, por 344.604 euros, subvencionando se parcialmente los gastos por la emisión del reporte profesional.

Por lo que se menciona en concreto a la rehabilitación edificatoria, la consejería convocó en concreto una línea de ayudas por valor de 7.098.888 euros. El objeto es financiar la ejecución de las obras y empleos de mantenimiento e intervención en las instalaciones fijas y equipamiento propio, así como en los elementos y espacios privativos comunes de los inmuebles de tipología residencial colectiva ubicados en Castilla y León.

Castilla es el nombre de un lugar histórico española de límites difusos, resultado de la evolución del primitivo y reducido Condado de Castilla, pasando por el Reino de Castilla, la larga Corona de Castilla, los lugares de Castilla la Vieja y Castilla la Nueva.

Los beneficiarios son las comunidades de propietarios, los grupos de comunidades de propietarios o los propietarios únicos de inmuebles de viviendas. Las representaciones en los inmuebles serán dirigidas necesariamente a su conservación, a la mejoría de la calidad y sostenibilidad y al cumplimiento de los ajustes en materia de accesibilidad.

Tal y como recoge el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, la Comunidad de Madrid solo dio un plazo de un mes para que las comunidades de propietarios puedan elegir a los subsidios destinados a la rehabilitación edificatoria. Instituciones critican esta determinación como la Asociación Nacional de Empresas de Rehabilitación y Reforma que aseguran que mencionado plazo va a imposibilitar poner en marcha muchas representaciones ,.

Los principales pedidos que tienen que cumplir los inmuebles son: estar terminados antes de 1981; al menos el 70% de su área construida sobre rasante tiene que tener uso residencial de vivienda; al menos el 70% de las viviendas tienen que constituir la casa frecuente de sus propietarios o inquilinos; y, excepcionalmente, se admitirán aquellos que presenten daños estructurales y que tengan íntegramente como destino el alquiler, durante al menos diez años a contar desde la recepción de la ayuda.

De este modo, podrán ser subvencionables, en primer lugar, las obras de conservación para arreglar deficiencias detectadas por el ‘informe de evaluación del inmueble’; en segundo lugar, las obras para la mejoría de la calidad y sostenibilidad en los inmuebles que reduzcan la demanda energética al menos en un 30%, tales como la mejoría de la envolvente térmica del inmueble para reducir su demanda energética; las que permitan el uso de energías renovables como la solar, biomasa o geotermia; las que permitan una mejoría en la eficiencia energética de las instalaciones comunes de elevadores e iluminación, instalación de engranajes que privilegien el ahorro de agua; o las que faciliten la recogida y divorcio de las basuras domésticas. Y en tercer lugar, en materia de accesibilidad, las que adecuen los inmuebles a la instalación de elevadores, salvaescaleras, rampas u otros artefactos de accesibilidad, instalación de elementos de información o artefactos electrónicos de comunicación entre las viviendas y el exterior.

En representaciones de sostenibilidad, el subsidio podrá alcanzar hasta los 2.000 euros, pero el subsidio alcanzaría los 5.000 euros, si con éstas se logra reducir en un 50% la demanda energética, en vez del 30%.

Los pedidos podrán ser presentadas hasta el próximo 30 de abril, de forma presencial o electrónica, en la Administración de la Comunidad de Castilla y León. Los criterios de valoración van a ser, en primer lugar, las que presenten una mayor inversión por vivienda en la mejoría de la calidad y la sostenibilidad; en segundo lugar, las que presenten mayor inversión en materia de accesibilidad; y en tercer lugar, en materia de conservación.

La cuantía máxima de los subsidios a aceptar por inmueble no podrá superar el valor de multiplicar 4.400 euros por cada vivienda y por cada 100 m2 de superficie útil de local. Cuando se trate de inmuebles o representaciones que afecten a 40 o más viviendas, el plazo para realizar las obras es de 16 meses desde el principio de la rehabilitación, ampliable a 18 meses. Estas ayudas no son compatibles con las del programa de fomento y regeneración y renovación urbana.

El titular de Fomento informó que la ampliación es producida tras el acuerdo alcanzado recientemente en Madrid con el Ministerio de Fomento para brindar mayores facilidades a los ciudadanos en las obras de mejoría y rehabilitación de sus edificios. El responsable autonómico alegó que “tomamos esta determinación ante la preocupación generada entre los ciudadanos y profesionales de la área, que argumentaban no disponer de tiempo suficiente para la ejecución y conclusión de las obras y su justificación”, ya que “las fechas vistas en la convocatoria de ayudas, recogidas en el actual Plan de Vivienda 2013-2016, eran difíciles de cumplir”. Francisco Bernabé agregó que “estos cambios facilitan que un mayor número de ciudadanos se puedan albergar a estas ayudas”.La cuantía máxima de los subsidios a aceptar es de 14.850 euros por vivienda o por 100 metros cuadrados del local. Las ayudas son otorgadas por medio del proceso de concurrencia competitiva, adicionalmente, se acepta prioridad a las representaciones en las que al menos el 60% de los propietarios de viviendas del inmueble estén integrados en unidades de convivencia cuyos entradas no superen en 6,5 veces el Iprem, que en 2015 estaba fijado en 532,51 euros al mes.

En la convocatoria de 2014 -10.309 viviendas fueron presentadas un total de 556 pedidos – y han resultado favorecidos un total de 78 pedidos -1.158 viviendas- a las que se aceptaron ayudas por valor de 1,8 millones de euros.

Cumplimiento del informe de evaluación del inmueble

Finalmente, las ayudas son convocadas para el cumplimiento del informe de evaluación de los inmuebles, por un valor total de 344.604 euros, a través del que se analizan las condiciones de accesibilidad, eficiencia energética y estado de conservación de los edificios. La ayuda va a consistir en subvencionar parcialmente los gastos de honorarios profesionales por la emisión de este reporte.

Podrán ser beneficiarios las comunidades de vecinos, los grupos de comunidades y los propietarios únicos de inmuebles de carácter predominantemente residencial que cuenten con el citado reporte.

Los pedidos serán presentadas en el mismo plazo, hasta el próximo 30 de abril, de forma presencial o electrónica, en la Administración de la Comunidad de Castilla y León. El criterio de valoración de los pedidos va a ser en función de los honorarios por la emisión del informe de evaluación del inmueble imputable a cada vivienda, priorizándose de mayor a menor.

Las ayudas van a consistir en un subsidio equivalente a una cantidad máxima de 20 euros por cada una de las viviendas del inmueble y una cantidad máxima de 20 euros por cada 100 m2 de superficie útil de local, sin que en ningún caso pueda superarse la cantidad de 500 euros, ni el 50% del valor del reporte por inmueble.

En la convocatoria de 2014 190 pedidos fueron presentadas -4.367 viviendas- y resultaron favorecidas 115 pedidos -2.683 viviendas- a las que se aceptaron ayudas por valor de 34.507 euros.