Casa Guayacán, que es por esto que tanto su materialidad y diseño se orientan hacia la convivencia con la naturaleza del lugar, donde las complejidades fueron usadas como elementos imaginativos a la hora de proyectar, está colocada en San José de Maipo, un medio favorecido en el que su ecosistema se manifiesta de forma exuberante e imponente.

Con la simbiosis cómo máxima, la materialidad se desprende de la estima y equilibrio -tanto en volumen como en matiz- hacia el medio, siendo la madera el elemento principal, relación de la casa con el ecosistema. Además del hormigón y el vidrio, el 60% de los materiales proviene de la reutilización de placas fenólicas de encofrados. Gracias a la maximización de recursos con la que fue planeado este proyecto, las placas encuentran su lugar en la casa su medida original ya que se usaron en su formato de fabricación. Esto último es traducido a medidas que contestan al diseño de los espacios, con el final de impedir la generación de basuras no queridos.

Equipo de Proyecto: Rodrigo Ortiz, Víctor Lillo, Isaac Mellado, Carlos Jara

El diseño también va al encuentro del lugar. Usando la irregularidad de la topografía como un recurso más, la casa es aumentada por medio de la sujeción con pilares con el objetivo de intervenir en el ecosistema lo menos probable. A través de este recurso también la conversación es conseguido con la presencia omnipresente del cerro, transformando a la casa en un balcón que saluda al Valle del Maipo. Mientras se rechaza al cerro en su rostro opuesto, esta condición contemplativa galardona los espacios comunes tanto en su terraza como en su interior, donde un pasillo longitudinal conversa con el valle a través de ventanales.

El terreno sobre el que teníamos que intervenir, forestado con pinos marítimos de gran porte, presenta un declive de aproximadamente 3 m en el sentido de su frente. Mientras que el opuesto presenta una depresión, en relación con la calle un extremo del mismo se encuentra aumentado que unas acacias de gran medida, tapan de las observadas desde la calle.

No obstante, la presencia persistente del medio convive con la intimidad y el reposo de las dos únicas habitaciones de la casa. Se trata de dos polos conectados a través de un pasillo longitudinal, los cuales buscan la independencia entre ambos y del exterior.

Casa Guayacán es fruto de la exaltación y estima del medio, un ejercicio de simbiosis en el cual la autoría arquitectónica se sirve de los recursos constructivos de forma astuta con el final de brindar una propuesta coherente, eficiente y honesta, siendo la comunión entre medio y diseño, el tercer eje de su desarrollo. Se trata de una casa que encuentra en la simpleza un aliado para resaltar tanto las cualidades del medio como las propias.

Arquitectos: Matias Ruiz Malbran

Arquitectos: KINO Architects

Año de la Obra:2011

Ubicación: San Jose de Maipo, Chile

Ubicación: Paine, Chile

Constructora: RUIZSOLAR

Constructor: Eric Solar Salvo