Foto: Wikipedia – Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Valencia ha acordado dar un paso al frente para tratar de desatascar el marasmo en el que se encuentran las representaciones del Plan Cabañal. Así, la sociedad que gestiona este desarrollo va a pasar a tener la condición de medio propio y servicio técnico del consistorio valenciano. De esta manera, va a ser el propio Ayuntamiento, que pase a remodelar la trama urbana, el que elabore estudios urbanísticos, redacte instrumentos de planeamiento y proyectos de urbanización, elabore proyectos de reparcelación o expropiación, ejecute obras de infraestructura, urbanización y edificación , y

Tras esa determinación del Supremo, la actuación de la demandante inicial ha reclamado al Tribunal Superior gallego que, entre otros actos de ejecución, estableciera un plazo improrrogable de seis meses para comenzar la demolición de las obras de rehabilitación amparadas en la autorización eliminada por la sentencia de 20 de diciembre de 2001.Y agrega que “tiene que recordar a la Sala de instancia que cuando ella misma ha declarado que no concurría imposibilidad legal de hacerlo, no se hubiese retrasado tal ejecución hasta haberse aprobado distintas alteraciones del planeamiento urbanístico so excusa del ius, si se hubiese procedido a ejecutar la sentencia cuando ello pudo encubrir una acordada voluntad, variandi de la Administración de no cumplirla”.

Un ayuntamiento, alcaldía o municipalidad es la organización que se encarga de la administración local en un pueblo o ciudad, compuesta por un alcalde y varios concejales para la administración de los intereses de un municipio.

En 2010, la Generalitat Valenciana ha declarado a la sociedad medio propio, llegando a cambiar inclusive sus reglamentos, por lo que desde entonces podían recibir pedidos de la Administración autonómica.

En la rehabilitación de El Cabañal, el Ejecutivo autónomo y el Ayuntamiento de Valencia trabajan en coordinación, ya que la Sociedad estrategia Cabañal es totalmente pública, constituida al 50% cada una por la sociedad municipal Aumsa y por EIGE .

En este sentido, cabe la posibilidad de que en breve se proceda a reasignar proyectos del Plan Confianza. En noviembre de 2013 terminó el plazo para reasignar nuevos proyectos y quedaban zarcillos 11 millones de euros de El Cabañal, que la anterior corporación municipal intentaba usar para adquirir más casas para tumbar y para eliminar la trama histórica de la calle San Pedro y hacer un bulevar.

Estos millones serán reasignados para nuevos proyectos que se aprobarían posiblemente en el pleno de mayo, que se aprobarían posiblemente en el pleno de mayo y van a tener un plazo de ejecución hasta fines de 2018.

Los soportes de estas ayudas, que podrán ascender hasta un máximo de 180 euros al mes, aportarán, en un 40%, al pago de alquileres inferiores a los 450 euros mensuales, y se darán directamente a los arrendatarios que deberán contar con entradas para poder abonar la diferencia.

Todas las obras en marcha con cargo al Plan Confianza tenían que estar terminadas en diciembre de 2016. No obstante, la actual corporación ha recibido no solo proyectos detenidos, sino otros que ni siquiera se habían redactado o contratado, y existía el peligro de perder mencionadas inversiones que hubiera tenido que asumir el Ayuntamiento.

En el caso de El Cabañal están en esa situación el proyecto de colectores de la red arterial de El Cabañal, con un presupuesto de 4,5 millones de euros, que ni siquiera estaba redactado. Ahora, ya está en procedimiento de licitación y las obras podrían comenzar en pocos meses.

De la misma manera, había otros tres proyectos de urbanización paralizados desde 2010, en las calles Reina, Progreso y Doctor Lluch, por un importe de 6 millones de euros, y que ahora se encuentran también en etapa de contratación.