Foto: Wikipedia – Maccari-Cicero

El Senado mexicano, que ha determinado que tiene que terminar el negocio: esta práctica tiene que ser gratis, sólo entre mexicanos y con indicación médica, ha aprobado este 26 de abril una reforma que quiere terminar con el negocio de estómagos de alquiler en la nación. La idea de los legisladores que la favorecieron era incluir esta práctica de reproducción asistida en la Ley General de Salud y regular la práctica y que los servicios sean brindados dentro de un marco legal. No prohibirla, como se había estimado en una primera instancia, porque un mercado negro podría ser generado.

La Comisión de Relaciones Exteriores del Senado ha autorizado en noviembre su nominación, pero el senador Marco Rubio que se opone al papel bloquea en el pleno de la cámara alta a ella que el senador Marco Rubio que se opone al papeldesempeñóo en implementar la política del gobierno de Barack Obama de normalizar las relaciones diplomáticas con Cuba ,.Para que los especialistas de la Comisión pudieran extender su mandato, que termina el 30 de abril, era imprescindible la “anuencia” del Estado, que el miércoles ha comunicado a los comisionados que no quiere que los especialistas sigan su trabajo, a pesar del solicitado de los familiares de que continúen hasta que la verdad sea descubierta.

Se denomina Senado a la cámara alta del cuerpo legislativo de algunas naciones.

La gestación subrogada o alquiler de estómago es una opción para muchas personas que buscan tener una familia. Adicionalmente, penas son vistas de hasta 17 años de cárcel para quienes lleven a cabo este servicio y cobren por él o para quienes obliguen a una mujer a arrendar su estómago.

La regla obliga a que los que piden el estómago se hagan cargo de todos los gastos doctoras durante el embarazo, el parto y el post-parto. Adicionalmente prevé castigos de cárcel para garantizar ese punto y quienes favorezcan este tipo de prácticas como un negocio.

La senadora Martha Tagle en diálogo con CNN en Español informó: “Como se ha mencionado en algunos medios, la idea no es prohibir la práctica , sino regular la situación para que sea sin finales de lucro y que cuide a las mujeres que son obligadas a ser madres subrogadas, las que quieren serlo, o a cualquier persona que necesite formar una familia y quiera acudir a este engranaje”.

La congresista acepta que estas prácticas se dan en México sin un marco regulatorio, por lo que era necesaria esta reforma que ve, por ejemplo, que haya un contrato claro entre las partes que solicitan el servicio, y que los gastos doctoras de la madre y su manutención previamente, durante y después del embarazo deben ser cubiertos por completo por los contratantes.

Se ha estipulado que se haga sólo entre mexicanos pues según informa Tagle casos son conocidos que llegan a México y con sus condiciones de extranjeros que llegan a México y con sus condiciones buscan una mujer que puede entrar a hacerlo porque está en condiciones vulnerables.

La condición de la indicación médica ocasionó estorbos entre los activistas de los derechos de fertilidad, pues estiman que limita este servicio sólo para personas que tengan alguna dificultad física que les evite procrear, lo que excluiría, por ejemplo, a parejas homosexuales. De igual forma, estiman que la limitación a que sólo sea entre mexicanos también es discriminatoria.

“Podría afectar a las personas solteras o a parejas del mismo sexo que no puedan verificar que no pueden tener un hijo del modo tradicional. Nosotros lo estimamos discriminatorio porque no tendría que haber otra condición sino el deseo de transformarse en papá o madre”, asegura Regina Tamés, directora del Grupo de Información en Reproducción Elegida .

Tamés, que dirige el institución más reconocido en la substancia, se muestra completamente contra la reforma: “Es una medida ilógica, porque no terminará con la explotación, ya que sólo la prohíbe y no la saca de la clandestinidad. Con esto parece que las madres que presten su estómago deban ser santas y hacerlo de modo altruista. Y eso no tiene por qué ser así”.

Agrega que no hay evidencia objetiva para asegurar que los mexicanos serán mejores papás o madres. “Tiene que velar por el interés general del nene. No observamos por qué tienen que ser sólo los mexicanos”.

Tamés asegura: “Documentamos el tema de la gestación subrogada en Tabasco y los abusos no se dan por las parejas internacionales sino de las agencias que el Estado no regula, quien está ausente es el Estado y es la falta de regulación que hace que las agencias se lucren”.

“La reforma menciona que tiene que ser por indicación médica, pero es por la madre gestante. Ella tiene que estar en condiciones de embarazarse, no cualquier puede prestar el estómago, tiene que estar saludable porque sino se pone en peligro su propio bienestar y el del bebé. No es una condición que se le imponga a quienes pidan el servicio”, menciona la senadora.

Tagle agrega que las parejas homosexuales también podrán favorecerse pues la ley no estipula que quienes contratan el servicio tienen que ser heterosexuales, ni siquiera parejas, sino personas.

“Sí ha habido iniciativas que buscaban limitar los casamientos, por suerte esto ha quedado para todos”.

Tamés “tiene que regular las agencias y no se habla de eso, tampoco se habla de protección al recién nacido. menciona: “Esperamos que esta reforme ayude”. No hay inscripciones públicas, cuántas mujeres no son sabidas han entrado a estos contratos ni cuantos nenes nacieron por esta técnica, eso habría que interrogarle a las agencias”, termina Tamés.

Daniela Patiño de CNN en Español aportó con este informe.