La identidad de una ciudad viene reflejada por varias capas que podemos representar en un plano. En primer lugar nos puede venir a la cabeza sus inmuebles más representativos, sus grandes monumentos. Podríamos hablar de la torre Eiffel, Notre Dame o el Arco de Triunfo en el caso de París. El Empire State Building, Estafes Square o el Rockefeller Center en Nueva York. No obstante otra serie de lugares o capas forman el tejido complejo de la ciudad. Unas capas en las que se desarrolla la vida de sus habitantes, como son el esparcimiento y la movilidad de las personas que viven mencionadas ciudades.

Peter B. Wight reconocía en vida de Rafael Guastavino i Moreno el gran aporte de este arquitecto valenciano al diseño arquitectónico en Estados Unidos. Desde sus principios en Barcelona ha trabajado en la renovación de la arquitectura, siendo calificado por el mismo Doménech i Montaner como artista de dotes excepcionales, autor de una arquitectura revolucionaria y avanzada de un gran desplazamiento artístico. Nacido en Valencia en 1842, Rafael Guastavino i Moreno se traslada a Barcelona en 1861 para empezar sus estudios en la Escuela de Maestros de Obras. Su visión profesional temprana le impulsa ya en 1866 a empezar su trayectoria profesional como constructor y arquitecto previamente inclusive de haber terminado sus estudios.“Algunas veces inmuebles increíbles son perdidos entre tanto ruido. Desaparecen detrás de los autos en las calles o de la cafetería de la esquina. Tal como el arquitecto lo había previsto, quería mostrarlos ”.

Square Co. Ltd. o simplemente Square, conocida internacionalmente como Squaresoft, ha sido una empresa japonesa de videojuegos creada en septiembre de 1983 por Masafumi Miyamoto como parte de una firma de desarrollo de software, llamada Denyuusha.

Todo ello queda perfectamente representado en una serie de planos de ciudades diseñados, o tal vez deberíamos mencionar dibujados, por Jenni Sparks para Evermade. Como ellos mismo reflejan en su web, sus planos no introducen solamente los inmuebles “indispensables” de cada ciudad, los monumentos conocidos por todo el mundo. En sus planos vienen incluidas las estaciones y líneas de metro con su recorrido real y como alusión de orientación principal. Las tabernas, las tiendas y los lugares donde se desarrolla la vida de cada ciudad. Todo ello es lo que conforma éstos planos que actualmente están disponibles de cinco ciudades: París, Londres, San Francisco, Berlín y Nueva York.

Como bien he mencionado, los planos son dibujados y diseñados personalmente. En mencionados planos se refleja la experiencia y conocimiento de una determinada forma de vivir la ciudad de la persona que lo realiza. Tal vez podríamos mencionar que se trata de la ciudad vista por la persona que mueve el rotulador y que otras vivencias u otra persona habría realizado un plano con contenidos diferentes. Aunque cabe enfatizar que sin lugar a dudas que hay capas que coincidirían, como son los grandes monumentos o los nodos de comunicaciones y transporte. No obstante la experiencia propia, la forma de relacionarse cada cual con su medio y de visitar su ciudad llevaría a incluir esos lugares que para uno son relevantes y no otros.

Su llegada a Estados Unidos con su hijo Rafael Guastavino i Expósito en 1881, la fundación de su propia Compañía Constructora en 1888 la fabricación de productos cerámicos desde 1900 y su proyecto empresarial desembocan en la reinvención de un nuevo tipo de espacios públicos para la metrópolis americana moderna, unos espacios que se excavan en la arquitectura y confieren una dimensión urbana a sus interiores. La fundación de su propia Compañía Constructora en 1888 es la modernización del sistema tradicional tabicado. Desde su participación en las grandes obras del momento, colaborando con los arquitectos de más reconocido prestigio del contexto americano, sus formas cerámicas abovedadas cualifican —desde la geometría, la tectónica, la escala y la tecnología— la arquitectura de la nueva metrópolis americana que por vez primera tiene la voluntad persistir, de transformarse a largo plazo en su ciudad histórica.