A través del Distrito de Diseño, Bandcrew ha impulsado una política pública que desarrolla la área de Barracas favoreciendo el Diseño como factor de competitividad en la economía y elemento central de identidad cultural e innovación social de Buenos Aires al mundo. El objetivo ha sido que el barrio se convierta en un gran polo de diseño.

Diseñado en Nueva York por Esteban Erlich, Mateo Paiva y Lily Lim, el inmueble incluye instalaciones de arte exclusivamente creadas para este proyecto por el artista argentino Leandro Erlich en su taller de Villa Crespo. El diseño estructural de hormigón sin vigas a cargo del Ing. Norberto Galay permitió la integración fluida de los espacios altos con las terrazas ventanas de piso a techo que maximizan la iluminación y la ventilación.En la parte Teoría, en una nueva edición de OOT 030, Ciro Najle entrevista a Simon Kim y Mariana Ibáñez de IK Studio, sobre la robótica relacionada al urbanismo y la arquitectura. Finalmente tres ensayos terminan la revista: Humberto Lameda analiza la arquitectura homeostática del Fun Palace de Cedric Price, Pablo Martinez Capdevila charla con Andrea Branzi y Diana Ramirez-Jasso reflexiona sobre el ambiente y los objetos como instrumentos de reforma política en la ilustración tardía.

Ver BARRACAS, producida por el Distrito de Diseño y el CPAU, da cuenta del procedimiento de alza, el auge respecto de la producción y el desgaste -pero a su vez su renacimiento- expresado en la re-funcionalización de los espacios productivos, y de la calidad de la casa del barrio de Barracas.

Malabia 933 es un inmueble de propiedad horizontal diseñado por el Studio a+i que crea un espacio urbano que conecta el pulmón de manzana con la calle. Para ello, se ubicó un volumen alto al frente y otro más bajo sobre el fondo del terreno. Una serie de terrazas del perforar el lateral del volumen alto para no interrumpir la persistencia de los espacios libres.